Livia

Estándares Nacionales de Prevención del Consumo de Sustancias Psicoactivas

Livia

Estándares Nacionales de Prevención del Consumo de Sustancias Psicoactivas

Acorde con los avances científicos en materia de prevención del consumo de sustancias psicoactivas y ante la heterogeneidad observada en el diseño de intervenciones preventivas en nuestro país,Se hace indispensable el diseño de políticas públicas basadas en evidencia científica, que contribuya a mejorar la calidad de estos servicios con acciones efectivas.

Con el propósito de homologar los criterios para diseñar programas de prevención efectivos, y con base en la evidencia científica disponible, la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) presenta los Estándares Nacionales de Prevención del Consumo de Sustancias Psicoactivas, los cuales comprenden todas las etapas del desarrollo de la persona y pueden ser aplicados en diversos contextos, acorde con el nivel de riesgo ante el consumo de sustancias psicoactivas.

Es importante reconocer que el proceso de planeación de una intervención preventiva requiere de la elaboración formal de un programa, con componentes específicos conforme lo establecen las recomendaciones internacionales y las instituciones que participaron en el desarrollo de estos estándares nacionales.

Asimismo, es de suma importancia el diseño de intervenciones que incluyan componentes de probada eficacia para lograr el propósito de evitar, retrasar o desalentar el consumo de sustancias psicoactivas en la población, al tiempo de fortalecer el desarrollo de otras habilidades y capacidades que permitan que las personas sean resilientes ante la exposición al riesgo de iniciarse en el consumo.

En todo momento, los Estándares Nacionales para la Prevención del Consumo de Sustancias Psicoactivas se apegan a la normatividad vigente en nuestro país, además de incorporar los enfoques de interculturalidad, la perspectiva de género y el respeto a los derechos de las personas.

Este documento, elaborado además con el consenso de expertos en materia de prevención y de instituciones líderes en la prevención y el tratamiento del consumo de sustancias psicoactivas, constituye una referencia obligada para las y los profesionales de la salud que deseen diseñar e instrumentar programas de prevención efectivos, con base en evidencia científica, en beneficio de la salud de nuestra población.